Mexican Election 2018

Acontecimientos económicos

Elecciones presidenciales y legislativas en México

 

Los países latinoamericanos están expuestos a una amplia caída de las divisas de las economías emergentes debido a la persistencia de las inquietudes políticas y a su elevada posición de capital extranjero. De estos países, México es el más vulnerable. Si bien el crecimiento sigue siendo un reto debido a las negociaciones del TLCAN 2.0, el calendario de las elecciones presidenciales añade un nivel de incertidumbre no deseada.


El 1 de julio, los mexicanos se dirigen a las urnas y el candidato presidencial de izquierda Andrés Manuel López Obrador (AMLO) posee una ventaja decisiva de 13 puntos porcentuales en las encuestas. AMLO es considerado ampliamente un candidato contrario al mercado, principalmente debido a su oposición a las reformas energéticas. Se ha comprometido a reducir la pobreza, poner fin a la corrupción y manejar al presidente de EE. UU., Trump. Sin embargo, a pesar de su rechazo general a que exista inversión privada en el sector energético, creemos que AMLO será un presidente pragmático que probablemente no realizará cambios significativos en la política económica actual de México.


Las elecciones son siempre un asunto incierto, pero en este ciclo electoral adquieren una nueva dimensión. Además del posible error político, que podría derribar a un candidato, México se enfrenta a problemas idiosincrásicos. El primero es el creciente número de muertes de candidatos y otros funcionarios políticos, que ha llegado a 35 en esta temporada electoral, según cifras extraoficiales. Según se informa, los asesinatos llevaron a docenas de candidatos a retirarse de las contiendas.

 

El segundo problema es la dirección del nuevo acuerdo del TLCAN. A pesar de la importante presión ejercida por Estados Unidos para cumplir los plazos del Congreso, no se ha logrado un TLCAN 2.0. El secretario del Tesoro, Mnuchin, declaró que el presidente Trump estaría dispuesto a aceptar un TLCAN «reducido» que bajara el listón para que no requiriera la aprobación del Congreso. El próximo plazo extraoficial para llegar a un acuerdo será el 1 de julio, el mismo día de las elecciones generales en México. Se espera un incremento de la volatilidad en el mercado, a medida que se aproxima la fecha. 

 

Abre tu cuenta demo gratis