Nueva regulacion de la AEMV

 

Nueva regulacion de la AEMV

 

En junio, la Autoridad Europea de Mercados y Valores (AEMV) anuncio la decision de implementar una serie de medidas destinadas a arminozar la regulacion a nivel europeo. 

Estos cambios entraran en vigor a partir del 1 de agosto de 2018 y tendran como objetivo proporcionar una mejor proteccion a los clientes minoristas que operen con productos apalancados, como los CFDs. 

Somos firmes defensores de la negociación responsable y apoyamos las iniciativas emprendidas por la AEMV. Le recomendamos que lea el comunicado completo de la AEMV -aqui-.

Presentacion de las medidas

Para los clientes minoristas, las medidas de cambio se encuentran descritas abajo. Hay tres cambios principales que afectarán a la forma en la que su cuenta se mantiene: los requisitos en materia de márgenes, las obligaciones de cierre de posiciones y el mecanismo de protección de saldos negativos.

  • Límites de apalancamiento en nuevas posiciones.
  • Obligación de cierre de posiciones con un porcentaje del 50% a nivel de cuenta de cliente.
  • Límite a las pérdidas de clientes (minoristas) por el mecanismo de protección de saldos negativos.
  • Prohibición de los beneficios empleados para incentivar la operativa.
  • Avisos legales estandarizados que contemplen los riesgos relacionados en cualquier material promocional.

De forma separada a estos cambios, podrá continuar beneficiándose de:

  • Sus fondos se mantendrán en una cuenta bancaria segregada.
  • Acceso a la protección proporcionada por el Servicio de Defensa Financiero (Financial Ombudsman Service, FOS).
  • Capacitación para presentar una reclamación ante el Fondo de Compensación de Servicios Financieros del Reino Unido ( Financial Services Compensation Scheme, FSC).

Los cambios principales y cómo pueden afectarle

Nuevas tasas de margenes requeridos

Las nuevas medidas de la AEMV serán aplicables a partir del 30 de julio de 2018 por medio de las siguientes restricciones en el nivel de apalancamiento para clientes minoristas:

  • 30:1 para los cambios entre divisas principales = margen del 3.33%,
  • 20:1 para los índices principales y el oro = margen del 5%,
  • 10:1 para las materias primas (distintas del oro) = margen del 10%,
  • 5:1 para los valores de renta variable y los bonos = margen del 20%.

Por ejemplo, si un cliente minorista negoció una operación en EUR/USD a un nivel de apalancamiento de 100:1 antes del 30 de julio de 2018 con un valor nocional de $10,000, el margen mínimo requerido seria de $100. Después de dicha fecha, el margen mínimo requerido será de $333.

Aquellas operaciones abiertas con anterioridad a la entrada en vigor de las nuevas reglas mantendrán los marginales existentes

Obligación de cierre de posiciones

Si el margen total en una cuenta cae más de un 50% en relación con el margen inicial requerido relativo a la posición abierta en un CFD, nosotros debemos una o más de las posiciones abiertas en CFD; sin embargo, esta regla no prescribe qué posiciones deben ser cerradas o en qué orden. 

El mecanismo de protección de saldos negativos

El mecanismo de protección de saldos negativos implica que un cliente minorista nunca puede perder más de la suma total invertida en la negociación de CFDs. No pueden existir pérdidas residuales ni obligación de aportar fondos adicionales a aquellos existentes en la cuenta de trading del cliente. 

¿Afectan estas medidas a todos?

No, estos cambios solo afectarán a los clientes minoristas, los clientes profesionales se encuentran exentos de estas medidas de intervención. 

Los clientes profesionales, o aquellos que opten a ser recategorizados como tal, se beneficiarán de: 

 

Inaplicación de los niveles de apalancamiento

La seguridad de un grupo suizo

Servicio VIP

Atención personalizada

Segregación de fondos

Contratacion agilizada

 

Como cliente profesional, podría perder algunas de las protecciones regulatorias ofrecidas a los clientes minoristas, incluyendo:

  • Desgloses: cabe la posibilidad de que no se le proporcionen los desgloses adicionales que deben realizarse a los Clientes minoristas (por ejemplo, sobre costes y cargos o advertencias de riesgo).
  • Conveniencia: podemos asumir que tiene el nivel necesario de conocimientos y experiencia a la hora de evaluar si un producto o servicio es adecuado para usted.
  • Ejecución de órdenes: estamos obligados a obtener el mejor resultado posible al ejecutar las órdenes para nuestros Clientes. En el caso de los Clientes minoristas, esto se basa en los costes totales, mientras que en el caso de Clientes profesionales podemos priorizar otros factores.

Cuando comiencen a aplicarse las medidas de la AEVM, como Profesional no se beneficiaría de las protecciones en materia de saldos negativos ofrecidas a los Clientes minoristas, si bien seguiremos tratando sus activos como Capital de Cliente y, si es consumidor, seguirá teniendo acceso al Servicio de Defensa Financiero (Financial Ombudsman Service, FOS) y al Fondo de Compensación de Servicios Financieros del Reino Unido ( Financial Services Compensation Scheme, FSC) en el improbable caso de quiebra por nuestra parte. 

 

¿Que hago después?

Para calificar como cliente profesional, deberá seguir los siguientes tres sencillos pasos: