DISCLAIMER

Our systems have detected that you are using a computer with an IP address located in the USA. If you are currently not located in the USA, please click “Continue” in order to access our Website.

Local restrictions - provision of cross-border services

Swissquote Ltd is authorised and regulated in the UK by the Financial Conduct Authority (FCA). Swissquote Ltd is not authorised by any US authority (such as the CFTC or SEC) neither is it authorised to disseminate offering and solicitation materials for offshore sales of securities and investment services, to make financial promotion or conduct investment or banking activity in the USA whatsoever.

This website may however contain information about services and products that may be considered by US authorities as an invitation or inducement to engage in investment activity having an effect in the USA.

By clicking “Continue”, you confirm that you have read and understood this legal information and that you access the website on your own initiative and without any solicitation from Swissquote Ltd.

If cookies are currently disabled on your computer, you will be required to continue accepting this legal information for every new page visited on this website. In order to avoid this, please enable cookies on your computer.

Research Market strategy
by Swissquote Analysts
Daily Market Brief

Los bancos centrales caminan en la cuerda floja

1

Los bancos centrales caminan en la cuerda floja

By Peter Rosenstreich

A pesar del significativo costo y la euforia, la política monetaria no ha impulsado el crecimiento y claramente ha generado burbujas de activos. La relación entre los mercados y la economía real es imprecisa en el mejor de los casos; sin embargo, todo el mundo está dispuesto a pasar por alto la debilidad real cuando los precios de las acciones son elevados. Cualquier ajuste de la Reserva Federal de Estados Unidos invertirá la curva de rendimiento de los bonos estadounidenses. La Fed debe dejar que aumenten las expectativas de inflación en el corto plazo y esperar que se detenga en el extremo largo de la curva. Sin embargo, se espera que la divergencia entre los precios del mercado y la economía real aumente en Estados Unidos y Europa: esta brecha entre el capital barato y las ganancias corporativas crea un vacío peligroso. Si las relaciones precio / ganancias son demasiado altas, una caída puede llegar a ser caótica. Los bancos centrales son impulsados por los temores en lugar de los datos económicos, lo cual es un paso en falso político.

La semana pasada el Banco Central Europeo recortó las previsiones y anunció un tramo adicional de TLTRO (ayuda bancaria). La normalización fue pospuesta nuevamente de 2019 a 2020. La reacción del mercado fue inesperadamente pronunciada, lo que demuestra la insuficiencia de las medidas defensivas de los bancos centrales. Los comentarios de la Fed sugieren que el crecimiento ha alcanzado su pico, y un débil informe de las nóminas indica una desaceleración.

El petróleo resiste los recortes de la OPEP

By Vincent Mivelaz

A pesar de los pobres datos de las nóminas en los EE. UU. y una caída en las ventas de automóviles de China, los precios del petróleo siguen siendo sólidos. La producción estadounidense está sosteniendo el ritmo: la producción actual de 12,1 millones de barriles por día bien podría aumentar a 13 millones a finales de año. Prevemos que la subida de los precios será limitada. Actualmente cotizando a 56,50, el West Texas Intermediate se encamina a 57 en el corto plazo.

Se espera que haya más sanciones contra el régimen de Maduro en Venezuela, y Washington está dispuesto a presionar al segundo mayor comprador de Venezuela, India, para que deje de comprarle después de ordenar la misma cantidad de crudo iraní mediante la amenaza de aranceles comerciales sobre los USD 5,6 mil millones de productos importados. A pesar del apoyo de los EE. UU. a la ley NOPEC (ley antimonopolio del petróleo), parece que la OPEP está dispuesta a mantener la producción actual hasta la reunión de la OPEP a fines de junio de este año. La producción bajó 560 000 barriles por día en febrero, el tercer recorte consecutivo en diciembre por una caída total de -8 %.