Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 79% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

DISCLAIMER

Our systems have detected that you are using a computer with an IP address located in the USA. If you are currently not located in the USA, please click “Continue” in order to access our Website.

Local restrictions - provision of cross-border services

Swissquote Ltd is authorised and regulated in the UK by the Financial Conduct Authority (FCA). Swissquote Ltd is not authorised by any US authority (such as the CFTC or SEC) neither is it authorised to disseminate offering and solicitation materials for offshore sales of securities and investment services, to make financial promotion or conduct investment or banking activity in the USA whatsoever.

This website may however contain information about services and products that may be considered by US authorities as an invitation or inducement to engage in investment activity having an effect in the USA.

By clicking “Continue”, you confirm that you have read and understood this legal information and that you access the website on your own initiative and without any solicitation from Swissquote Ltd.

If cookies are currently disabled on your computer, you will be required to continue accepting this legal information for every new page visited on this website. In order to avoid this, please enable cookies on your computer.

Research Market strategy
by Swissquote Analysts
Daily Market Brief

Las acciones alcanzaron un máximo histórico, el RBA impulsa al dólar australiano

1

Las acciones alcanzaron su máximo histórico: ¿es hora de ir cortos?

By Arnaud Masset

Los mercados de valores subieron por tercer día consecutivo el martes en medio del desvanecimiento del riesgo del Brexit y la evolución positiva de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Después de registrar ayer nuevos máximos históricos, el S&P 500 debería mantener su momentum actual y subir a nuevos récords, como lo sugiere el aumento en los precios de los futuros. Al otro lado del Atlántico, el estado de ánimo era menos optimista con la mayoría de los mercados europeos luchando por extender las ganancias. El Eurostoxx 50 está estancado alrededor de los 3662 puntos, mientras que el índice de rendimiento suizo ha bajado un 0,23 % a alrededor de 12 436 puntos.

En el contexto de una tasa de interés más baja en todo el mundo y el reinicio de la flexibilización cuantitativa en la UE y los EE. UU. (el infame QE que no es QE), no sorprende que los rendimientos de las acciones hayan estado en territorio positivo durante el último mes. El mercado lo esperaba más o menos y tanto la Fed como el BCE no se atrevieron a desafiarlo. Sin embargo, ambos bancos centrales han anunciado que permanecerán al margen hasta el próximo año y adoptarán un enfoque más "dependiente de los datos". La gran pregunta es si los participantes del mercado continuarán presionando los precios de las acciones al alza o tomarán sus ganancias, asegurando el desempeño positivo para el trimestre e irse de vacaciones hacia el final del año.

Ser bajista en las últimas semanas fue una posición difícil, ya que habría costado mucho dinero. Sin embargo, nos preguntamos si se cumplen las condiciones para otra corrección: el banco central no se moverá hasta el próximo año, el mercado está en su punto más alto, la volatilidad implícita es muy (muy) baja, los especuladores ya están masivamente cortos dado que las posiciones cortas netas en los futuros del VIX representan el 50 % del interés abierto total, un récord histórico: los inversores quieren terminar el año con una nota sólida y, finalmente, la liquidez es relativamente pobre a medida que llegamos al final del año. Somos conscientes de que apostar por una disminución en los precios de las acciones fue una apuesta perdedora recientemente, pero ¿parece tan tonto en ese contexto?

Los operadores del AUD aceptan la decisión del RBA

By Vincent Mivelaz

La decisión del Banco de la Reserva de Australia de mantener su tasa de efectivo en el nivel históricamente bajo del 0,75 % en la reunión de política monetaria de hoy no fue una sorpresa. Sin embargo, la publicación de los datos de inflación del 3T sin cambios la semana pasada finalmente parece haber convencido al RBA de adoptar un enfoque de “esperar y ver” a pesar de la mayor capacidad disponible en el mercado laboral. Al abandonar lentamente su sesgo moderado y dejar de lado la posibilidad de otro recorte de tasas para fin de año, se espera que el RBA respalde un AUD más fuerte, aunque la inflación permanece muy por debajo de su rango objetivo durante casi tres años, mientras que el consumo privado es preocupante.

La inflación general interanual del 3T y la inflación recortada se presentaron en 1,70 % (anterior: 1,60 %) y 1, 60 % (anterior: 1,60 %), respectivamente, todavía lejos de la banda objetivo del 2 % - 3 % del RBA, mientras que las ventas minoristas del 3T se vuelven negativas por tercera vez en los últimos cuatro trimestres, cuestionando la capacidad del gobierno para apuntalar el gasto a pesar del recorte de impuestos de $ 110 mil millones validado en julio de 2019. En este contexto, parece claro que el pronóstico de crecimiento del PIB para 2020, actualmente establecido en el 2,75 %, es probable que se revise a la baja ya que el pronóstico para 2019 debería revisarse a 2,25 % (anterior: 2,75 %). Teniendo en cuenta esto último, favoreceríamos un escenario en el que el RBA retome sus medidas con una disminución de la tasa de efectivo hacia el 0,50 % en su reunión de política del 29 de enero de 2020 y un “no evento” el 11 de diciembre de 2019. Las probabilidades implícitas ahora están infraponderando el caso de una cuarta disminución de la tasa al final del año, actualmente estimada por debajo del 20 %. Dado que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China tienden a confirmar un acuerdo parcial para noviembre, la demanda del dólar australiano debería mantenerse activa este mes.

 
Live chat